Reflexión 94: Preguntas para antes de dormir

Desde hace tiempo, tengo como hábito hacerme una serie de preguntas justo en esos maravillosos momentos que transcurren desde que mi almohada comienza a ofrecerme su cómodo soporte hasta que entro en el fascinante mundo de los sueños. De hecho, empecé este hábito con una sola pregunta y he ido ampliando el interrogatorio que, a días, modifico según mi propia conveniencia (es lo que tiene ponerse deberes a uno mismo).

La pregunta con la que comencé fue “¿Cuántas veces he sonreído hoy?”. Me sirvió para darme cuenta de que había días en los que me costaba sonreír y que quizás tenía que poner más atención y hacerlo más.  La propia pregunta y la acción de poner atención al hecho, me llevó a la segunda pregunta “¿Por qué 3 cosas estoy HOY agradecida?”. Esta pregunta fue la clave para darme cuenta de la cantidad de motivos diarios que tenía para sonreír y la verdad, también hizo que la reflexión me llevara a quitar importancia a las cosas que durante el día podían haberme quitado la sonrisa.

Estas dos preguntas ya se han convertido en vitales en mi día a día y a ellas, he ido añadiendo algunas más que comparto aquí por si, por aquellas cosas de la vida, alguien decide crear su propia lista de preguntas y pudiera servirle de inspiración:

  • ¿A cuántas personas he hecho sonreír hoy?
  • ¿A cuántas personas he preguntado de corazón “cómo estás”?
  • ¿En qué momentos he perdido la atención y me he despistado en mis pensamientos?
  • ¿Qué acciones he hecho hoy que me gustaría hacer diferentes la próxima vez?
  • ¿Qué porcentaje del día he pasado enfadada o quejándome?

Como digo, las preguntas varían según el día, el cansancio, el ánimo… pero me gusta hacer ese pequeño análisis porque también me ayuda a ser más consciente de las cosas que me hacen sentir bien y las que no. Poner atención en disfrutar unas y corregir las otras.

Y como no tengo bastante con interrogarme a mí misma todas las noches, últimamente rizo el rizo y muchas veces pienso qué deben preguntarse los demás antes de dormir.

Pienso que quizás, antes de dormir hay quien se pregunta por qué la vida es tan injusta con él/ella y nada le sale como espera. Quizás hay quien pase los minutos previos a la fase rem preguntándose con cuántos seguidores en Twitter se despertará mañana. Seguramente, también habrá quien cierre los ojos preguntándose por qué su jefe le gritó ese día y cómo puede vengarse de él. Incluso habrá quien se pregunte por qué teniendo tan buenas aptitudes, son otros menos hábiles los que consiguen éxito y poder….

Digo yo que habrá preguntas para todos los gustos. Y también digo yo que casi siempre será mejor que las preguntas no sean incómodas para uno mismo. Porque preguntar sobre uno mismo implica responsabilizarse y oye, la responsabilidad siempre es mejor que la tengan los demás.

Ahora bien, el día que lo haces, el día que asumes la responsabilidad, no puedes evitar la pregunta (aunque solo sea una vez) “¿Cómo no tomé antes las riendas de mi vida?”

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s